Cabecera 2


"Los artistas son aquellos que entienden esa disciplina que ejercen como el arte que es" | Víctor Santamaría.

01 febrero 2021

El gran sueño


Cuentan los indios americanos que hay un sueño que es soñado en el seno materno pero olvidado durante la infancia. Si un hombre tenía suerte este sueño se le repetía en la edad adulta, otorgándole perspicacia y sabiduría. De no tenerla, este sueño sólo regresaba en el momento de la muerte.

-

El gran sueño.


© Víctor Santamaría, 2020.


Taboga


30 enero 2021

El cielo desconocido


La tierra está dormida.

Sueña con sus mares, de azules olvidados.

Los amaneceres invisibles,

y una lluvia junto al sol

en un cielo de celestes desconocidos.

-

El cielo desconocido.

© Víctor Santamaría, 2020.


cielo azulnubes

22 mayo 2020

La Luna incierta


Imaginé a la Luna

en algún lugar de la soledad,

despertar entre los mares,

y hablarme de la realidad de un sueño.

-

La Luna incierta / superluna rosa, 7 de abril de 2020.

© Víctor Santamaría, 2020.


superluna rosapink moon

02 mayo 2020

El Cristo Negro de los Corales


Y un mar apareció.

Cubierto de sol y de silencio.

Te vi mirarme entre las olas.

En tu piel de coral, rodeada de sueños.

-

El Cristo Negro de los Corales / Panamá.

© Víctor Santamaría, 2020.


Cristo Negro de los Corales, PanamáCristo Negro de Isla Grande, Panamá

11 julio 2019

Atardecer de mar


Atardecer de mar / Panamá.

© Víctor Santamaría, 2019.


Atardecer y fregata volando en Ciudad de PanamáSol y fragata, rabihorcado o fregata

12 diciembre 2018

Exposición Blanca Navidad


Hoy día 13 de diciembre tendré el gran honor de participar con dos fotografías en edición limitada y sus correspondientes escritos en la exposición colectiva Blanca Navidad, que se celebrará en la galería de arte @elretornodelilith en Málaga, España. Bienvenidos todos aquellos que deseen pasar una increíble velada.

Desde Panamá les envío muchos besos y abrazos.





24 julio 2018

Sueños de invierno


Y un día esos mundos se hicieron realidad. Caídos del cielo entre la efímera lluvia blanca e impacientes rayos de sol pasajeros en un viaje sin estaciones.

-

Sueños de invierno / Santiago de Chile.

© Víctor Santamaría, 2017




14 marzo 2018

Solsticio de dioses


Contemplándome en las estrellas descubrí un abismo de noches sin descanso.

Galaxias abandonadas que una vez pronunciaron nuestro nombre.

Auroras enamoradas, suicidas en los amaneceres de nuestra fugaz despedida.

-

Solsticio de dioses / Saboga, Panamá.

© Víctor Santamaría, 2018



09 marzo 2018

Plenilunio


He visto la creación de infinitos sistemas estelares más allá de vuestro mundo.

Los sonidos y silencios de las más remotas galaxias estallar en nebulosas de luces y sombras.

He conocido otros universos, ancestrales, oscuros y habitados.

-

Plenilunio / superluna azul, 31 de enero de 2018.

© Víctor Santamaría, 2018



25 febrero 2018

Una princesa en la lluvia


El invierno fugaz vino a conocerla.

Prendado de su ternura.

A entregarle su silencio y olores de tierra.

-

Una princesa en la lluvia / Parque Nacional Camino de Cruces, Panamá.

© Víctor Santamaría, 2018

Dedicado a Princesa y Ana Cristina




20 febrero 2018

Azul astral


Estuve en la Luna, perdido en el sueño del espacio profundo.

Sumergido en estrellas, bosques de plata y un reino de silencio oculto en el viento.

-

Azul astral / superluna azul, 31 de enero de 2018.

© Víctor Santamaría, 2018














19 febrero 2018

Valhalla


Quise ser niebla, 

navegar invisible entre las montañas de nuestros recuerdos, 

nacer con los ríos en el alba de tu mirada.

-

Valhalla / Cerro Picacho, Panamá.

© Víctor Santamaría, 2018







07 febrero 2018

Misión Apolo


Rugen los océanos, batallan en vano sus olas en las orillas de sus mundos.

Rompe la niebla, como las notas de piano rompen el silencio en el lado oscuro de la Tierra.

Y la Luna apareció, nos miró a los ojos y vimos la galaxia y el más allá.

-

Misión Apolo / superluna azul, 31 de enero de 2018.

© Víctor Santamaría, 2018





25 mayo 2017

El almendro y flor


Regresarán amaneceres de tupidas flores, vientos color carmesí y brisa sabor a miel.

Tu piel desnuda volverá a danzar entre las risas del ayer y los árboles de mi recuerdo.

-

El almendro y flor / Colón, Panamá.

© Víctor Santamaría, 2017



01 mayo 2017

El emberá y el bosque


Percibí el llanto y agonía de vestigios sepultados por una civilizada ignorancia.

-

El emberá y el bosque / comunidad indígena emberá, Panamá.

© Víctor Santamaría, 2010




12 abril 2017

PREMIO EN BIENAL DE FLORENCIA DE ARTE CONTEMPORÁNEO, 2011 ITALIA


Fine Art Panama


Fine Art Panama
Fine Art Panama
Fine Art Panama







31 enero 2017

Pensamientos de barrio


Volverán las golondrinas a sus nidos desiertos.

Sobrevolarán tristes ciudades dormidas por la ausencia.

Su canto pintará el cielo gris de un profundo azul cobalto.

El sol enamorado, testigo fiel de la mágica danza sin fin, no permitirá que el día se nos despida.

Volverán las golondrinas, y llenarán sus nidos con la sonrisa dibujada en tu rostro.

-

Pensamientos de barrio / Ciudad de Panamá.

© Víctor Santamaría, 2012




22 enero 2017

Amanecer virgen


Majestuosa primera luz, vigilante sereno de tierra embrujada.

-

Amanecer virgen / Parque Nacional Camino de Cruces, Panamá.

© Víctor Santamaría, 2014



09 enero 2017

La Naturaleza enamorada


Eran tardes de primavera, cuando los primeros rayos de sol deslumbraban la tímida vida del bosque. Eran esas tardes en las que entre las hojas de los árboles aún se escuchaban voces de un invierno no muy lejano, ese invierno que transformó mi vida en la desesperada búsqueda de un amor perdido. Un amor que jamás existió salvo en inocentes ilusiones, que nunca tuve y sin embargo deseé como si me perteneciera, como si siempre hubiera sido mío y tuviera algún derecho a reclamarlo. Un amor escondido entre las sombras de mis dudas, que alcanzaba a iluminar con falsas esperanzas esa infinita soledad.

Sin embargo, fue en una de esas tardes en tus bosques,  justo antes de que la última luz se llevara consigo otro día, entre las últimas y perdidas gotas de lluvia y una fría brisa que acariciaba mi rostro, cuando escuché tu voz por primera vez, cuando supe que jamás volvería a buscar ni desear otra cosa que el compartir contigo el resto de mi vida.

Ahora sé que siempre estuviste ahí, observándome con cada rayo de sol, que me llamabas todas y cada una de las tardes al caminar en tus senderos, que nuestra conversación se agitaba entre las hojas de esos árboles, que tu llanto de amor por mí eran esas gotas de lluvia, y tus besos las caricias que venían con cada última brisa. Ahora sé por lo que siempre a ti regresé.

-

La Naturaleza enamorada / Panamá.

© Víctor Santamaría, 2010



31 diciembre 2016

El colibrí y la lluvia


En cada amanecer durante tu inocente despertar, en tus eternos viajes de suaves vuelos, en tu dulce y tierna mirada, en la fragilidad de tu ser, siempre estaré contigo.

Siempre estaré contigo allá donde la brisa del bosque nos lleve, en nuestra íntima y mágica danza, sólo tuya y mía.

Descansar entre la bondad de tu existir y la ternura de tu aliento es todo mi anhelo y por lo que siempre estaré contigo, asfixiando las inquietudes de tus noches, amándote una vez más.

-

El colibrí y la lluvia / Panamá.

© Víctor Santamaría, 2010





25 diciembre 2016

Metamorfosis


Lucían con un aire especial. Un atractivo solemne, elegante e inquietante. Una mirada melancólica que infundía tristeza, amor y una extraña compasión. Ocultaban algo, lo que las hacía diferentes. Dicen que deambulaban a solas en los atardeceres de invierno, atraídas por parajes desolados.

Cuando se las empezó a ver eran tiempos oscuros, donde ya nada parecía importar. La humanidad había perdido su rumbo para no encontrarlo jamás. Algunos hablaban de que siempre estuvieron aquí y ahora habían despertado. Criaturas al servicio de algo más grande que lo que ningún ser humano podía comprender.

De una belleza sin precedentes, con una apariencia algo siniestra y un propósito aterrador, aparecían en las afueras de las grandes ciudades. Venían a reclamar lo que siempre fue suyo, lo que ellas realmente eran y habían sido desde antes que el hombre existiera.

Agotada y sin otra alternativa posible, la Naturaleza tomaba la forma y apariencia de su peor amenaza pero con una gracia sin igual. Conforme se fueron acercando se desvelaban sus firmes intenciones, tan crueles como legítimas. Se decía que ellas tenían el poder de transformarnos, de convertirnos en aquello que habíamos destruido. Por donde caminaban sólo quedaba el silencio.

-

Metamorfosis / Cementerio General, Santiago de Chile.

© Víctor Santamaría, 2015



19 diciembre 2016

El infernáculo


Cuando todo comenzó nadie pensó que fuera cierto. Se desarrolló rápido y de una manera jamás imaginada. El fuego iluminaba como nunca cada pedazo de cielo opacando el resplandor de las estrellas más brillantes del firmamento. Su ruido devorador impedía pensar con claridad, como si estuviéramos destinados a olvidarlo todo, sin culpa, sin reproches, sin remordimientos, ya no había nada que hacer.

La humanidad nuevamente en guerra, pero no contra el prójimo; esta vez estaban todos juntos, en un extraño abrazo de desconocidos que parecía ser eterno, esperando el final, aguardando un futuro incierto sin poder defenderse. Una contienda peor que la nunca sufrida o narrada en el relato más fantástico; se combatían promesas no cumplidas, postergadas a perpetuidad en un arrepentimiento efímero y sin sentido.

Ocurrió a lo largo del mundo entero, a la misma hora, tal y como se predijo; nadie pudo escapar. El hombre enfrentaba su última y más triste batalla, con desesperanza, sin opciones, contra su más tenebroso enemigo; todo había acabado. Por fin los demonios del hombre rugían liberados sobre la faz de la Tierra en llamas, al unísono en un espectáculo sin precedentes que no distinguía entre culpables e inocentes.

En el último instante algunos prometían, en su trágica desesperación, ser mejores personas. Entre llantos lamentaban su peor parte, renovaban voluntades y obligaciones jamás encontradas; sus esperanzas, las mismas de siempre…El ciclo había finalizado y estábamos solos, ante nuestros peores miedos.

-

El Infernáculo / Cualquier lugar en el mundo, 2016

© Víctor Santamaría, 2016




18 diciembre 2016

Abducción


Desperté inmersa en una comunión que me sumerge cada noche en otro mundo que nos observa.

-

Abducción / Clayton, Panamá.

© Víctor Santamaría, 2014


11 diciembre 2016

La Tierra colonizada


Somos pocos los que quedamos. Fuimos desapareciendo perdidos en la selva para siempre, en el más profundo olvido. Nadie sabe cómo empezó ni desde cuándo nos siguen, no sabemos aún qué son. Sólo escuchamos lo que parecen risas, a veces lamentos, mas no se asemejan a nosotros, no del todo. Nada o nadie que conozcamos podría retorcer el silencio de esta forma.

Engañados en falsas promesas de riquezas infinitas y nuestros nombres en libros de historia,  cruzamos un mar de estrellas para ver a mis mejores hombres llorar de temor ante lo que nos acecha, para divisar este nuevo mundo y tratar de conquistarlo. Lo que pensamos sería nuestro nuevo hogar se tornó en la peor de nuestras pesadillas.

Quisiera regresar, pero es imposible, lo perdimos todo. Fue una catástrofe la entrada a esta atmósfera. Planeta hostil. Ya sólo queda sobrevivir.

-

La Tierra colonizada / Contadora, Panamá.

© Víctor Santamaría, 2016


Días de un olvido


Me despierto de repente sumida en una gran ansiedad. Soñaba que estaba contigo y los niños, como siempre. No aguanto más sin veros, sin sentiros. 

Ahora sólo escucho llantos y lamentos de algunos que parecen llevar aquí más que yo, quejidos que desgarran el falso silencio de lo que llaman jardín de paz.

-

Días de un olvido / Cementerio General, Santiago de Chile.

© Víctor Santamaría, 2016


03 noviembre 2012

Premio Concurso de Fotografía "Por Ser Niña"


Tengo el agrado de comentarles que el 11 de octubre se realizó el lanzamiento de la primera campaña "Por ser Niña" en Panamá, con la premiación regional y de país del primer concurso y exhibición fotográfica a nivel de Latinoamérica, que busca resaltar los derechos de las niñas, y fue organizado por Plan y la agencia española de noticias EFE.  

Tuve el honor de ganar el segundo premio, lo que me hizo muy feliz. Quisiera felicitar a los organizadores de tal evento por la labor que están desempeñando, así como a todos los asistentes a tal acto, participantes y ganadores de este concurso y, como no, mi felicitación especial a todas las niñas del mundo, a quienes en primer lugar dedico este premio.

Además de este video pueden ver las fotografías de la premiación en mi página de Facebook.